martes , 11 diciembre 2018

Los principales errores que cometemos al maquillarnos

Los cometemos sin darnos cuenta, pero los cometemos. Si pensabas que maquillarte era fácil y sencillo, te equivocabas. No te pierdas los errores más comunes del arte del maquillaje.

Maquillarse directamente sobre la piel, sin hidratar

Lo entendemos, muchas mañanas vas con el tiempo justo para aplicar un poco de color en tu rostro y salir pitando. ¡Mal! Antes de aplicar la base es imprescindible que hidrates bien tu piel. A parte de lucir una piel más sana y equilibrada conseguirás que el maquillaje aguante más tiempo intacto. SI ves que la vida no te da para tanto, siempre puedes apostar por las fórmulas BB Cream, que aportan color e hidratación a la vez.  

Elegir mal el tono de la base de maquillaje

Es uno de los errores más comunes. En la tienda te lo aplicas en la mano para ver si el tono es el correcto o no pero lo adecuado es hacer lo siguiente: extiende una pequeña cantidad de producto en la mandíbula. Si al fundirlo y esparcirlo bien es tu color natural, has acertado.

Rizar las pestañas después de aplicar la máscara

El momento adecuado para hacerlo es cuando están limpias, antes de poner el producto. De esta forma evitarás que tus preciosas pestañas se rompan o resulten dañadas. Ya no entramos en cómo te puede quedar le rizador de pestañas con todo el rímel…

Frotar los labios

Típico. Primero pintas la parte superior, después la inferior y, a continuación, los frotas uno contra el otro para definir la cobertura y rellenar los posibles huecos sin pintar. ¡Error! Es cierto que debes maquillar cada labio de forma correcta y, al terminar, si denotas un exceso de labial, retirarlo.

Atención al cepillo de la máscara de pestañas

Sólo te interesa si te hace las pestañas más largas o curvadas pero en lo que realmente debes poner la atención es el la forma del cepillo. SI quieres volumen tendrás que buscar por un cepillo de pelo corto y no muy ancho. Si quieres que tus pestañas mantengan su forma natural, de mejor elige uno que sea de silicona. Debes tener en cuenta que los cepillos curvados se inventaron para aportar curvatura y volumen.

Iluminar, no disfrazar

¡No te pases con el iluminador! Poco a poco y con contención. Aplica la cantidad justa de iluminador  para dar luz al rostro y, sobre todo, intenta que sea sólo uno o dos tonos menos que la base. Bajar de ahí es excederse.

Lavar las brochas

La hay de todo tipo de material, grosores y dimensiones pero lo que todas tienen en común es que deben lavarse, al menos, una vez a la semana. Hazlo con agua fría y jabón neutro. A continuación déjalas secar en horizontal. En el caso de las brochas de maquillajes grasos, cualquier limpiador anti-grasa será perfecto. Así evitarás pasarte por la cara una tonelada de bacterias en cada uso.

Y si estás interesada en artículos como Los principales errores que cometemos al maquillarnos o quieres estar a la última en las tendencias que se llevan, conocer trucos diarios para cuidar tu cabello o como lucirlo a la última, no dudes en seguirnos en nuestras páginas de  Facebook, Twitter, Instagram, YouTube y Pinterest.

Acerca de Salerm Cosmetics

Ver también

¡Que se pare el tiempo! Los colores de cabello que rejuvenecen tu melena a partir de los 40

Igual que existen productos antiedad, también hay coloraciones que tienen el poder de ayudarte a …

Deja un comentario