PAULA DÍAZ, DESTACADA EX ALUMNA DEL INSTITUTO JOHN F. KENNEDY

 

“ANTE TODO SOY PERSONA”

 

 

 

Paula Díaz fue la primera “Miss 17” sorda. Desde allí saltó a la fama y fue parte de varios proyectos televisivos como “Mekano” de Mega y “Mi mundo privado” de Canal 13. También fue protagonista del videoclip “Quédate” de C4 y de diversos spots. Entrevistamos a esta ex alumna del Instituto John F. Kennedy en su salón con la ayuda de Jacqueline López, directora de la sede La Florida y su profesora de Estilista Unisex, quien aprendió a comunicarse con señas debido a la sordera de su padre y motivó a Paula para seguir su vocación. ¿Qué te motivó a querer participar en el concurso Miss 17? Cuando pequeña mi papá era camarógrafo, me gustaba acompañarlo en su trabajo para ver a los famosos. Una vez le comenté que me gustaría participar en Miss 17 y me lo reprocharon. Me cuestionaron por mi sordera, pero para mí eso no es un impedimento. Yo no tengo problemas, ante todo soy persona, ser sorda no impidió que me registrara. Me inscribí y jamás pensé que tanta gente votaría por mí, nunca pensé que ganaría. ¿Cuáles fueron tus primeros pasos como estilista? Fui modelo de casting, luego quise estudiar y probé con diseño de vestuario. Me gustó, pero no me volvía loca. En esa época conocí a Jacqueline –profesora de Estilista Unisex y hoy directora del Instituto John F. Kennedy en La Florida- y fue ella quien me motivó a estudiar. En un comienzo fue difícil, tuve que aprender a comunicarme con mis clientes, pero gracias al apoyo de mis compañeras y con mucho esfuerzo logré salir adelante. Mi fuerte siempre fue la práctica; me encantan los trenzados y practiqué mucho para perfeccionar la técnica. ¿Cuáles fueron las principales dificultades? Cuando comencé a trabajar en el primer salón me discriminaron por ser sorda, no se querían atender conmigo. Entonces con mis compañeros de trabajo decidimos que no hablaríamos con señas frente a la gente. Luego de eso, los clientes entraban, me daban las indicaciones de lo que querían, me hablaban todo el rato y al finalizar el servicio, al momento de pagar, recién se daban cuenta de todo. No creían que habían sido atendidos por una persona que no podía escucharlos. Yo tengo problemas cotidianos igual que todo el mundo, pero a eso hay que agregarle que soy sorda. Y digo sorda, porque sí puedo comunicarme con las personas. Me esfuerzo para que las personas me entiendan: soy sorda, pero no muda. ¿Cuándo comenzaste a emprender? Después de trabajar tres años en el salón tuve a mi primera hija. Era muy pequeña y pasaba mucho tiempo lejos de ella. El trabajo era muy demandante, trabajaba de lunes a domingo atendiendo muchos clientes, así que decidí comenzar a atender en mi casa. Al principio con mucho esfuerzo compre un espejo, una silla y un lavapelo usado. Con el tiempo hice mi clientela y la popularidad fue creciendo, de a poco pude ir comprando cosas nuevas. Hoy estoy con mis dos hijas y puedo compatibilizar mi pasión con mi vida familiar. Finalizamos la conversación justo antes de que llegara la primera clienta. Paula se da a entender perfectamente. Es una interacción cálida y llena de esa pasión por la belleza que la caracteriza

 

 

 

 

Acerca de desalon

Ver también

“EL GRAN COACH” LUIS MIGUEL VECINA

Conversamos con el destacado colorista español durante nuestra participación en Salón Look 2007, donde habló …

Deja un comentario